Causas del mal aliento en niños

4 causas del mal aliento en niños

Los niños, como los adultos, pueden tener problemas de mal aliento por múltiples razones que deben ser examinadas por su odontopediatra. Para evitar este problema es indispensable cuidar sus dientes, lengua y encías con una buena rutina de higiene dental.

Desde Galván Dental Kids, os explicamos cuatro de las causas que provocan ese molesto mal aliento en niños.

Falta de higiene bucodental

Esta suele ser la razón más frecuente del mal aliento en niños. Es importante que se laven los dientes después de cada comida para mantener una salud oral óptima y evitar futuros problemas más graves.

Cuando no se cepillan los dientes correctamente, los restos de comida se quedan entre los dientes. Esto aumenta la cantidad de bacterias en la cavidad bucal del niño y se genera mal olor. Además, si no se elimina la placa, las bacterias terminarán dañando también la mucosa y el esmalte dental.

Enfermedades en su cavidad oral

Otra de las causas más comunes del mal aliento en niños es la presencia de afecciones provocadas por las bacterias, como la caries dental o las enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis). Si se llega a esta situación es importante acudir a un odontopediatra, ya que no se puede solucionar por sí misma.

En Galván Dental Kids somos expertos en cuidar la salud dental del niño, por lo que no dudes en llamarnos si tu hijo muestra el mal aliento propio de estas enfermedades.

Halitosis transitoria

El mal aliento en niños también puede darse de manera puntual por razones concretas que no requieren grandes preocupaciones. Estas pueden ser, por ejemplo, haber comido algún alimento fuerte, pero también es frecuente que el mal aliento se relacione con la típica sequedad bucal que aparece cuando nos despertamos por la mañana.

Estos problemas puntuales se solucionan con la segregación natural de la saliva o con un cepillado óptimo de los dientes. Una vez más, la higiene correcta es de esencial importancia.

Tratamientos de ortodoncia vigentes

Los tratamientos de ortodoncia interceptiva son muy importantes para favorecer una colocación de los huesos maxilares y la mandíbula del niño, pero además pueden ser también los causantes de su mal aliento. Lo mismo pasa con los brackets o los tratamientos de ortodoncia invisible, cuyas férulas deben limpiarse para que no adquieran malos olores.

Para que la higiene dental sea completamente efectiva a pesar de llevar un tratamiento de ortodoncia, es importante utilizar algunos complementos como el cepillo interdental o el irrigador bucal para evitar que la comida y las bacterias bucales se depositen en los recovecos de su boca.

 

Si tu hijo sufre de mal aliento, pide consejo o acude a un especialista que pueda identificar cuál es la causa. ¡No dudes en llamarnos si necesitas que examinemos su boca!