ortodoncia-galvankids blog

¿Qué tipos de ortodoncia hay para niños?

A veces, cuando nos hacemos mayores, pensamos en las cosas que podríamos haber hecho por nuestra salud cuando éramos más jóvenes: más ejercicio, alimentarnos mejor… La infancia es el mejor momento para empezar a cuidarse; por tanto, también es el momento idóneo para corregir cualquier alteración que pueda haber en la boca de nuestros hijos y prevenir problemas en el futuro.

Lo recomendable es que la primera revisión con el dentista se realice antes de los 6 años. A esta edad comienzan a caer los primeros dientes de leche y podemos comenzar a prestar atención a posibles maloclusiones o malposiciones para prevenir el desarrollo de problemas masticatorios y estéticos.

¿Qué tratamientos existen?

El tratamiento de ortodoncia, así como el tipo de aparato, dependerá del tratamiento que necesite el paciente. En Galván Dental Kids realizamos un diagnóstico personalizado para analizar qué tratamiento es el adecuado, con el fin de garantizar los mejores resultados para la salud y la estética dental de tus hijos.

  • Si aún no se le han caído todos los dientes de leche realizaremos un tratamiento preventivo o un tratamiento interceptivo. Con las intervenciones preventivas nos encargamos de eliminar hábitos perjudiciales que puedan provocar la maloclusión de los futuros dientes Los tratamientos interceptivos pretenden contribuir a la correcta evolución de los dientes permanentes. Se suelen aplicar desde los 6 hasta los 11 años, en función de la rapidez con la que se vayan reemplazando los dientes.
  • Una vez han salido todos los dientes permanentes y ya existe un problema de ortodoncia que haya que solucionar, se realizan tratamientos correctivos. Con este tratamiento se corrigen tanto la función masticatoria como la estética de la boca.

Tipos de aparato dental para niños

Una vez conocemos los tipos de tratamiento que existen para corregir o prevenir los problemas de salud dental, tenemos que saber que existen tres tipos diferentes de aparatos. Será necesario uno u otro en función de la severidad y el tipo de problema que se presente.

  • Los más conocidos son los brackets, aparatos que van fijados a los dientes. Se emplean para corregir la posición de los dientes hasta lograr una oclusión idónea.
  • Los aparatos removibles rígidos se emplean para solucionar defectos en la mordida y/o favorecer el desarrollo de los huesos maxilares. Su diseño varía según el problema, y es necesario usarlo un mínimo de horas al día para que los resultados sean efectivos.
  • Los aparatos removibles invisibles corrigen gradualmente la posición de los dientes y son ideales para los adolescentes a los que les preocupa en gran medida la estética. Con este sistema no tendrán excusa para no ir al dentista, pues pasan completamente desapercibidos.

Sigue las indicaciones del ortodoncista y trata de que tu hijo se comprometa, haciéndole entender los beneficios que la ortodoncia tendrá en su salud, para garantizar la efectividad de los tratamientos.