Problemas dentales comunes de los niños en verano

Los problemas dentales más comunes en niños en la época de verano

¿Quién no recuerda con cariño los veranos de la infancia? Los días son más largos, no hay colegio y se tiene tiempo libre para jugar, crear, comer y hacer alguna trastada.

Hoy en día, aquellas personas que se han criado jugando durante tardes eternas en la playa, la piscina y en la calle, saben que no es raro acabar con un diente roto tras un golpe o una caída.

 

La mejor protección es prevenir y estar informado. Por ello, hemos recopilado algunos de los problemas dentales más comunes en niños durante el verano, además de dar algunos consejos para sobrellevarlos y evitarlos.

A mi hijo se le ha roto un diente ¿qué debo hacer?

Los niños tienen mucha energía en verano y a veces juegan sin demasiado control, lo que puede dar lugar a caídas, choques con otras personas o, incluso, a accidentes en la piscina. En estas situaciones, es bastante común romperse o astillarse un diente.

Dientes rotos o astillados en niños

Aunque es frecuente creer que no ocurre nada si se parte un diente de leche ¡esto es un mito! Los dientes de leche también son importantes, ya que guardan el sitio del diente definitivo y, además, están en contacto con él.

Si se parte un diente es posible que duela o sangre, pero no hay que asustarse por ello. Ante un traumatismo dental, lo mejor que se puede hacer es mantener la calma y actuar con rapidez:

  • Transmite seguridad y calma al niño.
  • Si hay hemorragia, aprieta una gasa sobre la zona dañada.
  • Recoge el trozo de diente, o la pieza completa si se ha desprendido del todo. Para conservarlo puedes emplear leche, agua, saliva o suero fisiológico (puedes adquirirlo en la farmacia).
  • Acude al dentista lo antes posible.

En la clínica dental podemos valorar el estado del diente y buscar la mejor opción para la salud oral del niño. Recuerda que siempre que se rompa un diente debemos acudir al dentista si queremos evitar futuros problemas.

¿Qué hacer cuando se cae un diente de leche?

Es muy importante entender que los dientes de leche deben caerse de forma natural. Cuando comienza la erupción de las piezas dentales definitivas, las que son temporales se caen debido al empuje.

Durante el verano, por golpes y caídas o durante las comidas, se puede perder un diente de leche antes de tiempo. En estos casos, es prudente prevenir y acudir al dentista para utilizar mantenedores de espacio.

Cuando un diente de leche se pierde antes de que el definitivo salga, el resto de dientes tienden a desplazarse y a ocupar el hueco. Esto da como resultado problemas de oclusión y malposición, puede evitar que el resto de dientes erupcionen correctamente y hacer que sea necesario recurrir a un tratamiento de ortodoncia en el futuro.

Caries dental en niños: cómo evitarla

En verano los niños tienden a dejar apartadas las rutinas y responsabilidades habituales. Tanto es así, que es muy común que aumenten las caries dentales entre los más pequeños.

El consumo de azúcar en los niños suele ser más alto durante el verano, ya que tienden a comerse más dulces, helados y gominolas en los ratos de ocio. Esto se une a la relajación en las rutinas diarias, entre las que se encuentra olvidar, muchas veces, de cepillarse los dientes tras las comidas.

Estas condiciones favorecen la aparición de caries en los dientes de los pequeños de la casa durante el verano. Por ello, animamos a convertir la higiene dental en una actividad divertida, para que los niños estén más motivados y mentalizados de su importancia.

Visita al odontopediatra en verano

Algunas de las opciones que proponemos para cuidar la salud dental en verano son:

  • Reproducir sus canciones favoritas durante el cepillado.
  • Proponer juegos y concursos para limpiar los dientes.
  • Preparar recetas en familia sin azúcar, como, por ejemplo, polos, gelatinas o macedonias.
  • Aprender juntos cuántos dientes se tienen y para qué sirven.
  • Llevarles a una clínica dental especializada en el trato con niños.

Sabemos que el verano de los niños es para disfrutarlo, pero su salud dental no puede esperar.

En nuestra clínica dental para niños en Valladolid disponemos del mejor equipo de odontopediatras. Si tienes una urgencia dental, ¡no dudes en llamarnos!