caries-azucar-ninos

La salud dental de los niños en verano, ¡ojo el azúcar!

Con la llegada del verano y el calor apetece la piscina, la playa… y qué mejor que acompañarlo con un helado y un refresco ¿verdad? Tanto los helados como las bebidas refrescantes que solemos beber contienen un alto contenido en azúcares procesados y refinados.

Los niños son unos de los principales afectados por el azúcar procesado que contienen estos snacks, gominolas y demás alimentos azucarados como la crema de cacao.

El azúcar juega un papel importante en la salud bucodental de nuestros hijos. Es una rutina y un hábito muy arraigado en la sociedad dar a diario alimentos azucarados a los niños. Muchas veces, por simple desconocimiento de aquellos alimentos que contienen azúcares procesados.

Lo cierto es que es el desencadenante de la enfermedad más frecuente entre los niños, la caries. Puesto que en verano tenemos más tendencia a consumir azúcar y alimentos que lo contienen, os vamos a contar el efecto de este sobre la salud dental de los niños y, lo más importante, consejos para mantenerla.

¿Cómo actúa el azúcar en los dientes de los niños?

Un exceso de azúcares procesados en la dieta puede ser nocivo tanto para los más pequeños como para los adultos. Pero cuando se trata de salud bucodental, los niños son los que tienen más tendencia a la caries. Ya sea por una falta de higiene dental o por la larga exposición del azúcar en los dientes.

Cuando exponemos a nuestros dientes y encías al azúcar durante un tiempo prolongado, las bacterias responsables de la caries empiezan a proliferar. Al entrar en contacto con nuestra saliva se convierten en ácido, el responsable de dañar el esmalte y generar la caries. Si esta situación se repite muchas veces y no se aplica la correcta higiene dental para retirar el azúcar y placa de nuestros dientes, es cuando empieza a formarse la caries. Algunos dulces como los caramelos, que solemos mantenerlos durante mucho tiempo en la boca, son uno de los snacks que más provocan la aparición de bacterias que producen la caries.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) aconseja no sobrepasar las 7 chucharaditas de azúcar diarias.

Asimismo, cuando hablamos de caries en los niños, solemos pensar en los niños que ya tienen la mayoría de piezas dentarias. ¿Sabías que existe la llamada ‘caries del biberón’? Los bebés también tienen riesgo de padecer caries, aunque no lo creamos. Las bebidas azucaradas, la leche y algunas costumbres como mojar el chupete en miel o azúcar, son unos hábitos que pueden desencadenar la caries del biberón por el hecho de que el azúcar está durante muchas horas en la boca del bebé. Para evitarlo, es imprescindible lavar los dientes y encías de los bebés con un pañuelito fino y mojado en agua.

Consejos para prevenir la caries en los niños

Desde Galván Dental Kids os recomendamos las siguientes pautas y hábitos para asegurarnos que nuestros hijos mantienen una buena salud bucodental este verano y todo el año.

  • Lavarse los dientes. Es esencial que los niños tengan una rutina de higiene dental adecuada desde pequeños. De esta forma, tendrán el hábito de higiene para toda la vida.
  • Sustituir los alimentos azucarados. El azúcar se puede encontrar de forma natural en las frutas o frutos secos. Podemos empezar a sustituir algunos alimentos que contengan azúcar blanco procesado por fruta azucarada naturalmente. Ahora que se acerca el verano, el melón, sandía y los melocotones son la mejor opción para disfrutar de la fruta de temporada y todo su sabor cuidando de la salud de nuestros hijos.